Beneficios de tener un perrito en tu vida


Estudios han comprobado que las mascotas mejoran nuestra calidad de vida, tanto emocional como físicamente.

1. Reducen el estrés:

Con un perro en casa reirás constantemente. Los animales son pura inocencia y curiosidad, por ello son una fuente inagotable de ocurrencias y torpezas que te harán pasar grandes momentos de diversión. Además, en el caso de los perros, son el pretexto ideal para salir de casa, caminar y activarte. Por si fuera poco, está comprobado científicamente que acariciar una mascota tiene un efecto relajante que te ayuda a poner la mente en blanco mientras te entregas a esa sensación de suavidad y ternura.

 

2. Fortalecen el sistema inmunológico:

Mucha gente descarta la idea de adoptar un perro porque considera que los animales son sucios; sin embargo, esto no es algo necesariamente negativo. Diferentes investigaciones han determinado que convivir con perros desde temprana edad, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, reduciendo con esto el riesgo de desarrollar alergias, enfermedades respiratorias entre otros padecimientos.

 

3. Son una responsabilidad de lo más divertida:

Estar al pendiente de un ser vivo te incita a estructurar mejor tu tiempo para velar por su bienestar. Te levantas con mayor anticipación para sacarlos a pasear y alimentarlos, y ni siquiera te parece un esfuerzo porque convivir con animales es en verdad satisfactorio. Además, si tienes hijos, les enseñarás a ser responsables de la manera más divertida. Con la convivencia, los niños se darán cuenta que ese pequeño ser depende completamente de ellos y se involucrarán en su cuidado.

 

4. Con un perro nunca te sentirás solo:

Sin importar cómo haya sido tu día, si peleaste con tu pareja o si trabajaste horas extra; siempre habrá alguien feliz y entusiasmado de esperarte en casa. Los perritos siempre te recibirán con amor y alegría, porque para ellos tú eres lo más importante. La presencia de un animal en casa ayuda sentirnos más seguros y protegidos.

 

5. Los perros despiertan la alegría y el amor:

En la sociedad contemporánea, el egoísmo es una de las actitudes más frecuentes. Sin embargo, los perros son una muestra constante de amor incondicional, lo que despierta en nosotros las ganas de pensar en el bienestar de otro ser vivo y corresponderles toda la alegría y amor que nos entregan. En términos científicos, jugar con una mascota estimula la producción de serotonina y la dopamina, las sustancias químicas responsables de la felicidad.

Vivir con un perrito trae como consecuencia bajos niveles de estrés, actividad física diaria, un sistema inmunológico fuerte y emociones positivas constantes, o sea, la mezcla perfecta para llevar una vida sana y feliz.