¿Cómo afecta la lluvia a los perros?


Perros que olfatean más cuando llueve
 

Si, no estás imaginando cosas si tu perro parece más sensible a olores cuando llueve. Más de una vez debes de haber notado este fenómeno de cómo la humedad intensifica los olores y del mal olor que todos conocen a “perro mojado”. Resulta que hay una explicación para esto. Básicamente lo que pasa es que el aire húmedo atrapa los olores causando que tarden más de lo normal en disiparse.

 


¿Qué significa esto para tus perros?

Significa que tienen un festín de olores que son más intensos de lo normal, incrementando su deseo lanzarse en una aventura de olfateo. Incluso los perros caseros podrían percibir los olores de afuera cuando llueve.
 
Perros que se rehúsan a salir a la lluvia
 
Es cierto, muchos perros tienen una reacción negativa ante la lluvia. Lo podrás notar en su cara cuando lo sacas a hacer del baño y está lloviendo. Si tu perro odia hacer del baño en la lluvia, no te preocupes, no estás solo. A muchos perros no les gusta la lluvia y la sensación de estar mojados. Esta sensación negativa se puede deber a la falta de una presentación apropiada a la lluvia y a los baños, que debió de comenzar cuando tu perro era un cachorro, idealmente durante el lapso crítico de socialización. Es una buena idea entonces comenzar a temprana edad y convertir la lluvia y baños en una experiencia positiva y divertida con juegos.
 
Perros que tiemblan cuando escuchan la lluvia

Algunos perros tal vez no detesten la lluvia o el mojarse como tal, en su lugar algunos perros le temen al sonido de la lluvia. Por ejemplo, cuando llueve a cántaros el ruido de la lluvia puede asustarlo, especialmente si tiene un techo de metal.
 
Así que no estás imaginando cosas, la lluvia si afecta el comportamiento de nuestros peludos amigos, algunas veces en formas muy sutiles que apenas llegamos a percibir.