Perros, tu mejor aliado contra la depresión


Para muchas personas los perros son ángeles de cuatro patas que traen bienestar y paz a quienes tienen cerca. Por ejemplo, investigaciones recientes muestran que las personas que sobreviven a ataques cardíacos se recuperan más rápidamente cuando hay un perro en casa.

 

Su efecto positivo es tal, que diversos estudios científicos han comprobado que la presencia de un animal de compañía es de gran ayuda para tratar la depresión y la ansiedad.

Uno de los factores que hace que los perros sean estupendos compañeros es que no dan opiniones, críticas ni juicios; sin importar cómo seamos nos brindan lealtad y amor incondicional.

Por otra parte, los peluditos sacan lo mejor de nosotros. Imagina, por ejemplo, un día en que llegas completamente estresado a casa y lo primero que ves al entrar es a tu perro moviendo la cola ¿Cuál es tu reacción? Lo más común es que cambies tu comportamiento, te calmes un poco, pauses tu habla, tu respiración y tus pensamientos. Los perros nos muestran una versión de la realidad mucho más amable y simple, si tu mascota corre hacia ti, puede que hasta te arrebate una sonrisa.

La ciencia ha comprobado que acariciar a un perrito disminuye los niveles de cortisol, la hormona del estrés y optimiza el sistema inmunológico mediante la construcción de glóbulos blancos. Los mimos y abrazos inundan nuestros cuerpos con oxitocina, una hormona que reduce el estrés y reduce la presión arterial. Además, aumentan la producción de serotonina y dopamina, las hormonas de la felicidad.

Otra manera en que los amigos de cuatro patas contribuyen a nuestra salud mental es esa dosis de responsabilidad que traen consigo. Los psicólogos positivos afirman que construimos nuestra autoestima aplicando nuestras habilidades a un trabajo. Cuando trabajamos por el bienestar de nuestro perro, nos recordamos a nosotros mismos que somos capaces de cuidar a otra criatura, así como a nosotros mismos.

En resumen, los perros nos brindan compañía, afecto y despiertan en nosotros sensaciones y pensamientos positivos que previenen y aminoran la depresión. No es casualidad que se diga que la felicidad es una palabra de cuatro patas.